Saltear al contenido principal

Plantas Medicinales

Objetivos

  • Optimizar el cultivo y uso de las plantas medicinales y mitigar problemas de orden sanitario, para fomentar el uso racional de las plantas medicinales.
  • Promover el empleo de las plantas medicinales mediante la atención Farmacéutica, para normalizar y sistematizar el uso de estas, mejorando de esta manera la calidad de vida de las personas.

En la resolución de la Asamblea Mundial de la Salud WHA56.31 sobre medicina tradicional, los Estados Miembros solicitaron a la OMS «que preste apoyo técnico, incluso con el fin de elaborar metodología para vigilar o garantizar la calidad, eficacia y seguridad de los productos y preparar directrices. Las Directrices elaboradas por la OMS son acerca de las buenas prácticas agrícolas y de recolección (BPAR) de plantas medicinales y aplicables en todo el mundo, nos proporcionan una descripción detallada de las técnicas y medidas necesarias para el cultivo y la recolección de manera adecuada de plantas medicinales y para el registro y la documentación de los de las mismas. Así logramos cumplir con las normas de inocuidad y estándares requeridos en esta área de medicina herbolaría.

Plantas Medicinales

Identificación y autenticación de plantas medicinales cultivadas

Chilca2

01 Nombre común: Chilca

Nombre científico: Vernonanthura patens

Familia: Asteraceae

Descripción botánica

Tallo: El tallo es blanquinoso liso con nudos y ramas verticiladas.

Hojas: Las hojas son simples alternas con borde acerrado, ápice lanceolado, coriácea y textura áspera en el haz. Con una altura máxima de 10 a 12 metros.

Flores: Las flores son minúsculos capítulos reunidas en un ramillete de color blanco, generadas en las puntas de las ramas.

Fruto: El fruto seco al igual que el girasol, no obstante, esta es minúscula y puede volar para dispersar en abundancia nuevos individuos.

Etnobotánica: Las hojas son usadas en infusiones para lavar heridas, aliviar el dolor de cabeza; como antiinflamatorio, antitusivo y para tratar ciertos tipos de cáncer. También se informa su uso para combatir el pie de atleta y la leishmaniasis.

Distribución: Nativo de América se encuentra distribuida en toda la región tropical la podemos encontrar en casi todo el Ecuador, crece de manera favorable y en abundancia en el bosque seco tropical.

Propagación: Sexual y asexual

Tipo de cultivo: La planta aun no es utilizada como cultivo comercial, sin embargo, es utiliza como barreras vivas para delimitación de terrenos y crece de forma silvestre en zonas secas y húmedas del litoral ecuatoriano.

Recomendaciones técnicas: La especie es bastante prolija en su reproducción por semillas, no obstante, sus hojas se ven afectadas por insectos defoliadores, por lo que es necesario mantener un umbral económico de la defoliación de su follaje.

02  Nombre común: Chaya 

Nombre científico: Cnidoscolus aconitifolius

Familia: Euphorbiaceae

Descripción botánica:

Tallo: Especie arborescente de tipo semiperenne y semileñosa que crece hasta 6 m de altura. Posee una corteza lisa de color marrón cuando es adulta y verdosa cuando es tierna. Además, la planta posee una savia blanca, espesa y muy pegajosa.

Hoja: Las hojas son alternadas y palmadamente lobuladas, estas caen en tiempos de mucha sequía. Las hojas tienen 32 cm de largo y 30 cm de ancho, con pecíolos hasta 28 cm de largo, pecioladas, con 5 picos. Además, presentan tricomas urticantes.

Flor: Las flores son blancas y pequeñas estas conforman racimos con ramificación dicótoma. Planta monoica, posee flores masculinas y femeninas separadas, se puede encontrar flores y frutos todo el año.

Fruto: Escasamente produce frutos estos se forman de manera globosa constituyendo un triplete de semillas, de color verde oscuro.

Etnobotánica: La chaya es consumida en Centroamérica y se debe cocinar antes de consumirla, para que se desactiven los componentes tóxicos asociados al cianuro de hidrógeno. Este componente puede causar intoxicación y diarreas.

Distribución: La especie es nativa de Mesoamérica y se ha introducido al Ecuador por sus componentes medicinales sobre todo en la región costa.

Propagación: Sexual y asexual

Tipo de cultivo: La planta es cultivada como cultivo perenne en distintos agroecosistemas mixtos.

Recomendaciones técnicas: Es común que la especie se reproduzca de forma asexual por estacas, en particular en cercas vivas y jardines, además requiere de poco cuidado y mantenimiento

chaya1
Croton1

03  Nombre común: Olor de Santo 

Nombre científico: Croton rivinifolius

Familia: Euphorbiaceae

Descripción botánica

Tallo: Árbol de tipo caducifolio que posee una altura máxima de 6 m tiene una corteza lisa un poco áspera y levemente fisurada, al rascar su corteza emite un látex translucido.

Hoja: Las hojas son alternas, simples, borde ligeramente aserrado y ápice lanceolado.

Flor: Las flores se disponen en racimos o espigas, de tipo terminales o axilares; flores estaminadas de 5 sépalos, imbricados o valvados y con 5 pétalos.

Fruto: El fruto es capsular y con semillas carunculadas.

Etnobotánica: La planta es usada para repeler insectos y el látex para cicatrizar heridas, se usa en medicina herbaria como purgativo drástico.

Distribución: La especie es endémica del Ecuador, y se encuentra distribuida en los bosques secos de la región sierra y costa.

Propagación: Sexual y asexual

Tipo de cultivo: La planta no es cultivada.

Recomendaciones técnicas: Es común que la especie se reproduzca de forma sexual, además requiere de poco cuidado y mantenimiento dado que la planta está adaptada a las condiciones secas.

04  Nombre común: Guaiji 

Nombre científico: Couepia subcordata

Familia: Chrysobalanaceae

Descripción botánica:

Tallo: Es un árbol de tipo perennifolio que posee una corona ancha y frondosa, además puede crecer hasta 20 m de altura con un diámetro de 30 a 40 cm.

Hoja: Las hojas son simples oblongo-elípticas, lisas, cordadas, con borde liso, haz verde intenso y envés blanquecino.

Flor: Las flores están expuestas en receptáculos cilíndricos pubescentes, lóbulos de cáliz agudo con cinco pétalos blancos.

Fruto: El fruto cilíndrico con poca pulpa y fibroso de 8 cm de largo y 6 cm de ancho tiene una sola semilla de tipo poli-embriogénica.

Etnobotánica: La madera es utilizada para la carpintería y combustible. Los frutos son comestibles para personas y animales, estos poseen un olor penetrante. La planta es utilizada como ornamental debido a la vistosidad de sus hojas y abundante copa.

Distribución: La especie es nativa de la Amazonía y se ha introducido en algunas provincias de la costa como El Oro, Guayas y Los Ríos.

Propagación: Sexual

Tipo de cultivo: La planta es cultivada como cultivo de sombra en agroecosistemas mixto de cacao.

Recomendaciones técnicas: Es común que la especie se reproduzca por semillas las semillas tienen que estar libres de gorgojos depredadores de semillas o polillas.

Guaiji(1)

05  Nombre común: Guayusa

Nombre científico: Ilex guayusa

Familia: Aquifoliaceae

Descripción botánica:

Tallo: Es un árbol que llega a medir un máximo de 30 m de altura, es de tipo perennifolio y un fuste bien frondoso.

Hoja: Las hojas son simples entras, coriáceas, elípticas y de base aguada.

Flor: Las flores son pequeñas de color pequeñas de un olor blanco.

Fruto: El fruto es globoso tipo baya de color amarillo a rojo al madurar y posee de 4 a 6 celdillas.

Etnobotánica: Las hojas son utilizadas en infusión como estimulante nervioso y muscular, digestivo, expectorante y reduce los niveles de azúcar en la sangre. Es utilizada de forma común en distintas nacionalidades indígenas del Ecuador como los Shuar, Kichwa, Shiwiar, Zápara y Secoya.

Distribución: La especie es nativa de la Amazonía ecuatoriana.

Propagación: Sexual o asexual

Tipo de cultivo: La planta es cultivada como monocultivo o cultivos mixtos en agroecosistemas amazónicos.

Recomendaciones técnicas: Las hojas tienen que estar libres de hongos, musgo y líquenes en su postcosecha, ya que disminuye la calidad de extracción de sus metabolitos, la planta requiere de poco cuidados agronómicos.

Guayusa1

08  Clima

  • Las condiciones climatológicas, como la pluviosidad (disponibilidad de agua) y la temperatura, influyen en las cualidades físicas, químicas y biológicas de las plantas medicinales. Deben tenerse en cuenta los datos previos conocidos sobre la pluviosidad y la temperatura media (diurna y nocturna).

09  Suelo

  • El suelo debe contener concentraciones adecuadas de nutrientes, materia orgánica y otros elementos, para garantizar un crecimiento y una calidad óptimos de la planta medicinal. A menudo, para obtener un rendimiento alto es indispensable aplicar fertilizantes específicos y en cantidades correctas y dependiendo de la especie. En la práctica, se usan abonos orgánicos y químicos.
  • No deben usarse excrementos humanos como abono, dado que pueden contener microorganismos o parásitos infecciosos. El estiércol animal debe haber sufrido una descomposición intensa de manera que su carga microbiana no supere los límites aceptables establecidos en las normas sanitarias. Sus aplicaciones deben ser de tal manera que se reduzca al mínimo la lixivación y que contribuyan a la conservación del suelo y que reduzcan la erosión al mínimo, por ejemplo, mediante la creación de zonas de amortiguación en los márgenes de los ríos.

10  Riego y drenaje

  • El riego y el drenaje deben controlarse y ajustarse a las necesidades de cada especie de planta medicinal durante las diferentes etapas de crecimiento. El agua de riego debe cumplir las normas de calidad locales, regionales y nacionales. Al elegir el tipo de riego, se debe estudiar los efectos sobre la salud de las plantas las diferentes formas de riego (de superficie, subterráneo o por aspersión), y cuidar el aumento de enfermedades transmitidas por vectores.

11  Mantenimiento y protección de las plantas

  • Las prácticas agrícolas deben estar en función específico de planta medicina. Debe reducirse al mínimo el uso de productos químicos promotores del crecimiento o fitosanitarios; deben aplicarse solamente cuando no existan medidas alternativas. Se puede aplicar un sistema integrado de gestión de plagas (plaguicidas y herbicidas aprobados), de conformidad con las instrucciones presentes en la etiqueta del envase de cada producto y con las disposiciones reglamentarias en vigor en el país. Deben documentarse todas las aplicaciones. También deben consultarse los criterios sobre el uso de plaguicidas y sus residuos establecidos por acuerdos internacionales como la Convención Internacional de Protección Fitosanitaria.

12 Cosechado

  • Las plantas medicinales deben ser cosechadas durante la temporada para garantizar la obtención de materias vegetales de la mejor calidad (Información detallada sobre la época de cosecha en la farmacopea). Se debe tener en cuenta la concentración de componentes bio-activos, así como los tóxicos o venenosos según la etapa de desarrollo de la planta. Se debe determinar la cosecha en función de la calidad y la cantidad de los componentes con actividad biológica, y no del rendimiento total en materia vegetal de las partes de las plantas medicinales.
  • Durante la cosecha, debe evitar materias extrañas, malas hierbas y plantas tóxicas se mezclen con las materias vegetales medicinales, en las mejores condiciones posibles, o sea, en ausencia de rocío, lluvia y niveles de humedad excepcionalmente altos. Si la cosecha se realiza en condiciones húmedas, el material cosechado debe transportarse inmediatamente a una planta de secado bajo techo para acelerar el secado y evitar así los posibles efectos perjudiciales de los niveles de humedad altos, que fomentan la fermentación microbiana y el enmohecimiento. Los instrumentos de corte, las cosechadoras y demás máquinas deben mantenerse limpios reduciendo los daños y la contaminación con tierra y otros materiales. Deben guardarse en un lugar seco y no contaminado, sin presencia de insectos, roedores, aves ni demás plagas.
  • Cuando sea necesario, se pueden colocar grandes telas protectoras, preferiblemente de muselina limpia. Las materias primas vegetales deben transportarse en condiciones limpias y secas. Pueden colocarse en recipientes bien aireados y limpios, como cestos, sacos secos, remolques, tolvas u otros. Todos los recipientes utilizados en la cosecha deben mantenerse limpios y libres de restos de las plantas medicinales cosechadas previamente. Si se utilizan recipientes de plástico, hay que comprobar, que no queden restos de humedad para no proliferar el moho. Los recipientes deben guardarse y mantenerse secos en lugares protegidos de insectos, roedores, aves y demás plagas, e inaccesible a los animales de granja y domésticos.
  • Deben evitarse los posibles daños mecánicos o la compactación de las materias primas vegetales medicinales, por ejemplo, del llenado excesivo o del apilamiento de los sacos o bolsas, que pueden ocasionar su descomposición o perjudicar su calidad. Durante la cosecha, poscosecha y el procesado deben identificarse y desecharse las materias vegetales medicinales descompuestas, con el fin de evitar la disminución de la calidad del producto.

13  Personal

  • Los agricultores y productores deben tener conocimiento suficiente de la planta medicinal de interés, conocer la identidad botánica de la planta, características de su cultivo y sus necesidades (tipo de suelo, pH del suelo, fertilidad, separación entre plantas y condiciones de luz), así como los medios de cosechado y almacenamiento. Los trabajadores del campo que intervengan en las diversas etapas de la producción de las plantas medicinales deben mantener una higiene adecuada y haber recibido formación sobre sus responsabilidades en materia de higiene.
  • Solo los trabajadores debidamente instruidos pueden aplicar sustancias agroquímicas, los cuales llevarán prendas protectoras adecuadas (como petos, guantes, casco, gafas y mascarilla). Todos deben recibir capacitación sobre la protección del medio ambiente, la conservación de las especies de plantas medicinales y la gestión correcta de las labores agrícolas.
Con el auspicio de:
Volver arriba
×Close search
Buscar