Saltear al contenido principal

Preparaciones esenciales

Infusiones

Es una forma de preparar hierbas de manera muy similar a la preparación del té. En este proceso se usan las flores u hojas de las plantas. El agua no debe llegar al punto de hervor, para conservar las propiedades benéficas de las plantas y sus compuestos activos no se desnaturalicen. Se puede beber frías o calientes.

Ingredientes

30 gramos de hierba seca o 75 g de hierba fresca para 500 ml de agua (medio litro).

Materiales

  • Recipiente de cocina con tapa
  • Tetera
  • Filtro o colador
  • Tazas de té

Preparación

  1. Colocar la hierba en el recipiente <8preferentemente cubierto)
  2. Verter el agua caliente
  3. Dejar en reposo por 10 minutos para después colarlo
  4. Servir en una taza de té y guardar la porción sobrante en un lugar fresco

(Toyos, Valente, Canet, & Marcenal, 2018)

Tinturas

Su preparación consiste en mezclar la planta con distintas cantidades de alcohol y agua. Para este método pueden utilizarse las partes duras como las partes blandas de las hierbas. Es ideal para hierbas de sabor fuerte como el jengibre. Una de las ventajas de las tinturas es que el alcohol actúa como un conservante del preparado por aproximadamente dos años.

Ingredientes

200 gramos de hierba seca o 600 gramos si es hierba fresca por cada litro de mezcla (una parte de alcohol y tres partes de agua).

Materiales

  • Frasco grande con tapa
  • Colador y filtro (tela o papel)
  • Prensa
  • Botella para almacenar la preparación
  • Jarra

Preparación

  1. Introducir la hierba en un frasco y verter la mezcla (alcohol y agua)
  2. Sellar y almacenar el frasco por 15 días. Procure agitar el frasco una o dos veces a diario.
  3. Colocar un filtro en el colador y agregar la preparación hidroalcohólica obtenida.
  4. Exprimir al máximo la pulpa o residuo de la hierba.
  5. Colocar el líquido obtenido en las botellas limpias (preferentemente de vidrio) y rotularlo (etiquetarlo con el nombre de la hierba y la fecha de elaboración).
  6. Para utilizar, mida la dosis necesaria con un gotero y mézclela con 60 ml de agua.

(Toyos et al., 2018)

Decocciones

La decocción es una técnica similar al de las infusiones con la diferencia que se aplica en hierbas que necesiten llegar a grado de ebullición. Posteriormente se debe dejar reposar un tiempo prolongado para que las hierbas desprendan sus compuestos bio-activos. Se utilizan las partes más duras de las plantas, como las cortezas, raíces y semillas. Pueden beberse frías o calientes.

Ingredientes

40 gramos de hierba seca o 80 gramos si son frescas por cada litro de agua.

Materiales

  • Cazuela y olla, preferentemente de cerámica.
  • Filtro o colador de nylon
  • Recipiente cubierto para almacenar
  • Tazas de té

Preparación

  1. Colocar la hierba en la cazuela u olla
  2. Verter encima el agua firma
  3. Llevar a punto de ebullición, y seguir cociéndolo por una hora a fuego lento.
  4. Ya pasado la hora, colocar el preparado en una jarra o taza de té. Almacenar el sobrante en un lugar fresco

(Toyos et al., 2018)

Infusiones en aceite

Este tipo de infusiones pueden ser utilizadas en ungüento, cremas o para masajes, entre otros usos. Se deben conservar en lugares frescos y oscuros por aproximadamente una semana. Las técnicas utilizadas comúnmente son la maceración en frio o caliente, dependiendo del tipo de planta. Se utiliza aceite a temperatura ambiente para las partes delicadas o frágiles de la planta, mientras que la infusión caliente se utiliza para las partes duras o leñosas.

Ingredientes

  • Cantidad necesaria de hierbas para llenar un frasco de boca ancha
  • Un litro de aceite vegetal procesado en frio de primera extracción

Materiales

  • Frasco de vidrio de boca ancha
  • Gasa
  • Jarra grande
  • Embudo
  • Botellas herméticas

Preparación

  1. Llenar el frasco con la hierba, dejando un centímetro en la parte superior.
  2. Verter en el frasco el aceite hasta cubrir toda la hierba.
  3. Colocar un trozo de gasa sobre el aceite, tapar bien el frasco y agitar. Dejar reposar en ambiente soleado y cálido durante dos semanas.
  4. Pasada las dos semanas, filtrar el aceite a una jarra, mediante una gasa o un colador de malla fina.
  5. Con un embudo distribuir el aceite en las botellas. Sellar bien las botellas y almacenar. Conservar en un lugar fresco y oscuro hasta por seis meses.

(Toyos et al., 2018)

Jarabes

Es un eminente método para la conservación de infusiones y decocciones, en el cual se les añade azúcar no refinada o miel. Una de las características del jarabe es que es un gran suavizante y disimulador del sabor desagradable de algunas de estas preparaciones previas, y constituye un excelente medicamento parra la tos y las afecciones respiratorias en general.

Ingredientes

  • 500 ml de infusión o decocción
  • 500 ml de miel o 500 gramos de azúcar

Materiales

  • Cecerola o cazo
  • Cuchara de madera
  • Botellas de vidrio con tapón, de preferencia de corcho.

Preparación

  1. Calentar la infusión o decocción en la cacerola o cazo a fuego moderado.
  2. Añadir la miel o el azúcar, bajar el nivel del fuego al mínimo y revolver con la cuchara de madera hasta que todo quede bien disuelto.
  3. En el momento que la mezcla adquiera una textura uniforme, retirar la cacerola del fuego y dejar enfriar un poco.
  4. Verter la mezcla en la botella de vidrio y sellar con el tapón de corcho.

(Toyos et al., 2018)

Compresas

Las compresas son trozos de tela empapados en infusiones, decocciones o tinturas diluidas en agua, preparados a base de hierbas, que se utilizan para la cicatrización de heridas o lesiones musculares, aplicando sobre el área afectada. Son también muy utilizadas para los dolores de cabeza o para los tratamientos de belleza.

Ingredientes

Según lo que se indique, se debe utilizar la infusión, la decocción o la tintura diluida en medio litro de agua.

Materiales

  • Tela suave
  • Recipiente

Preparación

  1. Colocar la preparación indicada (infusión, decocción o la tintura diluida) en un recipiente (puede ser una lavacara pequeña).
  2. Empapar completamente el trozo de tela en el preparado indicado, posteriormente escurrir su excedente.
  3. Aplicar la compresa sobre el área lesionada. Dejarlo reposar por unos 10 a 15 minutos.
  4. Cuando la compresa esté casi seca, se la puede retirar y repetir la operación de ser necesario.

(Toyos et al., 2018)

Cataplasmas

También llamados emplastos, y al igual que las compresas, tiene la finalidad de actuar como antiinflamatorio o cicatrizante en las áreas afectadas. Pero en este caso se aplica directamente la hierba sobre la lesión. En este caso se le debe de agregar un poco de agua a la hierba previamente cocida para formar una algo parecido a una pasta.

Ingredientes

Cantidad de hierba fresca, lo necesario para cubrir el área a sanar

Aceite corporal

Materiales

  • Tabla de madera
  • Cuchillo
  • Recipiente
  • Mortero y procesador de mano
  • Vendas o gasas
  • Cuchara o espátula

Preparación

  1. Colocar hierba fresca sobre la tabla y picar fervorosamente
  2. Con la ayuda de un procesador o de un mortero, procesar hasta que se forme una masa uniforme. En este caso se podría agregar un poco de agua de ser necesario.
  3. Colocar la pasta sobre una venda o gasa doblada con la ayuda de una espátula extender la pasta hasta el tamaño que de la zona lesionada a cubrir.
  4. Antes de colocar el cataplasta sobre el área afectada, se debe extender un poco de aceite corporal en la zona a tratar. Se lo puede sujetar con un papel film o una gasa limpia. Dejar actuar por una a tres horas. Existen casos que se debe dejar el cataplasma durante toda la noche y retirarlo en la mañana siguiente.

(Toyos et al., 2018)

Cremas herbales

Unca crema es una mezcla de agua con grasas y aceites, que al añadir la hierba seleccionada aporta una serie de beneficios al organismo cuando estas son absorbidas por la piel. Pueden prepararse utilizando ungüentos emulsionantes, los cuales se consiguen en farmacias o distribuidoras de químicos para laboratorio. También se pueden conseguir en dichos lugares los aceites, las ceras y el agua para este fin. Dependiendo del procedimiento y de los ingredientes, estas pueden durar varios meses en le hogar.

Ingredientes

150 gramos de ungüento emulsionante

  • 70 ml de glicerina
  • 80 ml de agua
  • 40 gramos de hierba seca

Materiales

  • Recipientes
  • Filtro
  • Prensa
  • Cuchara de madera
  • Espátula
  • Frasco para la crema

Preparación

  1. Fundir las grasas y el agua en un recipiente a baño María. Tener mucho cuidado de que la preparación no llegue a hervir.
  2. Añadir la hierba y calentar a fuego lento durante tres horas (mover con cuidado con la espátula de madera.
  3. Sujetar el filtro dentro de la prensa y filtrar la mezcla en un recipiente
  4. Finalmente, llenar los frascos con la crema, ayudándose con la espátula, colocar encima la tapa sin cerrarlo. Cierre bien el frasco con la tapa cuando este se encuentre mucho menos caliente.

(Toyos et al., 2018)

Ungüentos

Los ungüentos son preparaciones a base de crema y no de agua, que forman una capa protectora para la piel, debido a que no son absorbidos por esta. Sirven para mejorar las pieles resecas, agrietadas o debilitadas, también sirven para tratar lesiones. Son elaborados a partir de grasa animal como también de vaselina o parafina.

Ingredientes

  • 500 gramos de parafina
  • 60 gramos de hierba seca

Materiales

  • Recipiente
  • Filtro
  • Cuchara de palo
  • Jarra
  • Frasco con tapa

Preparación

  1. Fundir la parafina en baño María, agregar las hierbas y dejar un par de horas en el fuego. Revolver de manera constante.
  2. Verter la mezcla sobre el filtro, puesto previamente en la jarra.
  3. Retorcer el filtro y exprimir el líquido dentro de la jarra.
  4. Verter la mezcla aún caliente y fundida en frascos, colocar la tapa sin cerrarla solo por encima del frasco, sin cerrarla.
  5. Una vez fría y endurecida la mezcla, proceder a cerrar de manera hermética el frasco con la tapa.

(Toyos et al., 2018)

Jabones caseros

Son ideales para preparar y tener siempre a la mano para la higiene diaria. Es importante conservar los jabones que no se usan en papel encerado o papel mantequilla, para evitar su deterioro. Estos se pueden combinar con aceites esenciales y hierbas a su elección.

Ingredientes

  • Jabón base de coco. Aproximadamente 80 a 100 gramos de jabón por molde estándar (El jabón base lo puede conseguir en distribuidoras de químicos)
  • 5 a 10 gotas de aceite esencial a su elección para cada molde estándar.
  • Un puñado de hierbas secas
  • Alcohol o cereal

Materiales

  • Tabla
  • Cuchillo
  • Cuchara de palo
  • Recipiente y cacerola para el baño maría
  • Molde plástico

Preparación

  1. Colocar en la tabla el jabón base de coco y cortarlo en trozos y colocar los trozos en el recipiente.
  2. Colocar el recipiente con los trozos de jabón en el baño María o en el microondas para ser derretido. Si va a usar el microondas empiece colocando el jabón en trozos por unos 15 segundos y vaya observando y moviendo con la cuchara de palo, deberá repetir este procedimiento las veces que sean necesarias hasta que queden los trozos de jabón bien derretidos.
  3. Colocar un puñado de hoja secas en la base de los moldes plásticos.
  4. Verter una parte del jabón derretido al molde y cuando se comience a solidificar se deberá mover para mezclar las hojas con el jabón.
  5. Finalmente, rociar el molde con alcohol, esperar un par de horas para que se solidifique bien y desmoldar.

(Toyos et al., 2018)

La aromaterapia es una medicina milenaria y se trata de un método que utiliza los aceites esenciales extraídos de plantas y sus derivados para aliviar dolencias físicas y psíquicas. Es un arte curativo al alcance de cualquier persona, sin importar la edad, ni el sexo, ni el estado de salud. Varios estudios sugieren que el olfato es el más potente de nuestros sentidos por encontrarse directamente en contacto con nuestro cerebro. Por ende, la clave de este tratamiento reside en mejorar las emociones a partir de la elección de los aromas adecuados.

Los aceites esenciales tienen la capacidad de aliviar al organismo, relajar la mente y aliviarla. Los nervios olfativos envían impulsos al sistema límbico, una parte del cerebro asociada a las emociones y a la memoria, tranquilizando de manera positiva a este sistema reflejándose de forma positiva en el comportamiento emocional y mental, lo que conlleva a un equilibrio general del organismo como el fortalecimiento del sistema inmune, circulatorio y nervioso. Son muy recomendados en casos de angustia, insomnio, nerviosismo, falta de ánimo, depresión y ansiedad.

Maneras de utilizar los aceites esenciales

Masajes

Debe diluirse entre unas 5 a 10 gotas de aceite esencial en 20 ml o cuatro cucharadas de aceite vegetal neutro, pero no de los que se encuentran en los supermercados, sino los elaborados específicamente para aromaterapia.

Inhalación

Llenar un recipiente con agua caliente y agregar 3 gotas de cada aceite esencial elegido. Inhale por unos 15 minutos.

Baños

Llenar la bañera y agregar unas 6 gotas de aceite esencial al agua y removerla. Permanecer unos 20 minutos en el agua y no utilizar jabón.

Hornillo

Es un método indicado para el hogar, salas de meditación, consultorios etc. Consiste en encender una pequeña vela para que caliente un pequeño cuenco de cerámica la cual debe llevar agua con unas 5 a 10 gotas del aceite esencial.

Pañuelo

Llevar un pañuelo descartable con unas gotas de la esencia elegida, y aspirar su fragancia por unos instantes cuando nos sintamos tristes, agotados o con pocos ánimos.

Observación:

  • No se recomienda colocar el aceite esencial directamente sobre la piel.
  • Jamás ingerir el aceite esencial
  • De ser necesario se puede consultar a un fitoterapeuta para realizar algún tratamiento
  • Antes de empezar el tratamiento se debe realizar una prueba de tolerancia, la cual consiste en colocar 4 gotas de aceite esencial en una cucharadita de aceite neutro y dejar que una tirilla de tela lo absorba. Colocar la tirilla en la mueca o en el codo y llevarla consigo unas 12 horas. Observar que la piel no haya quedado enrojecida, caso contrario demuestra intolerancia a dicho aceite esencial.
  • No usar el mismo aceite todos los días para evitar acostumbramiento y ya no surgir el efecto deseado.
  • Mantener los aceites alejados de los ojos, de los niños y de las mascotas.
  • Si tiene diabetes, hipertensión, hipotensión, arritmias, u otras enfermedades, consulte con su médico antes de usarlos.
  • En caso de accidente deberemos retirarlo con abundante aceite vegetal, nunca con agua.

Frascos y recipientes

Para conservar cremas y ungüentos, prefiera frascos pequeños y opacos, con boca ancha y que cierren bien sus tapas. Estos productos al no tener conservantes deben protegerse de la luz y del aire. De ser necesario, cuando el producto vaya hasta la mitad se lo cambia a otro frasco limpio.

Botellas

Se recomienda utilizar las de medio litro para mejor manipulación, estas pueden ser con atomizador o con una buena tapa. Antes de usarlas, estas deben ser muy bien lavadas y secadas. Se puede intentar reciclar las que se tienen en la cocina. Antes de usar las botellas esterilícelas con agua caliente y dejarlas secar al aire. Se recomienda taparlas y dejarlas al sol por un par de horas.

Almacenamiento

Recuerde colocar en la nevera a unos 4 grados Celsius aproximadamente los preparados que no se utilizarán de manera inmediata.

Etiquetas

Se deben rotular con el nombre del preparado y con la fecha de elaboración y de vencimiento. Esto evitará confusiones.

Profesional capacitado

Busque siempre la ayuda o el consejo de un Herbolario y con referencias serias: En caso de embarazos, lactancia o si está tomando alguna medicación consultar a un médico, ya que alguna de estas hierbas pueden afectar dicha condición.

Frutas frescas

Preferible comprar frutos de estación, dado que es cuando poseen mayor cantidad de nutrientes y de más elevada calidad y menos químicos. Comprar solo la cantidad que va a utilizar, así evitará que se vuelvan rancias. Los preparados con frutas frescas no duran más allá de 3 días, y siempre deberán almacenarse en la nevera.

Frutas desecadas y semillas

Tienen una durabilidad de uno a dos meses. Es importante colocarlas dentro de un recipiente hermético. Si estas han perdido su sabor o poseen un olor y aspecto rancio, deben descartarlas y adquirir otras.

Hierbas y plantas

Se recomienda guardarlas en un lugar oscuro y fresco, pero con buena ventilación, puede ser la alacena. En estas condicione puede utilizar las hierbas secas hasta dentro de un año. A partir de ese año comienzan a perder su sabor y sus propiedades curativas. Descartar las hierbas que poseen un olor y aspecto desagradable como el moho. En este caso se debe eliminar todo el paquete de la hierba. Las hierbas frescas solo duran unos días. Por ende, adquiera solo lo que va a utilizar en el preparado, o caso contrario déjelas secar.

Bibliografía

Toyos, I., Valente, C., Canet, N., & Marcenal, C. (2018). FARMACIA EN CASA: Hierbas, plantas y elementos naturales para la salud, el bienestar y la belleza (Vol. 3). España: Lexus Editores. Retrieved from http://www.librerialeon.com.mx/libro/farmacia-en-casa-la_91203

Con el auspicio de:
Volver arriba
Buscar